Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El reto medioambiental
#76
No se pasa por la cabeza culpabilizar a las victimas. Los culpables son los burgueses que para lavar su conciencia, tienen que derivar la culpa a otros, cuando no - como ha ocurrido siempre a lo largo de la historia- utilizar a los pobres y desarrapados, para tener más privilegios. Solo hay que preguntárse después de leer la historia de las revoluciones quienes la promovían: En Francia los burgueses que querían los privilegios que tenía la nobleza y la iglesias. El pueblo solo era carne de cañón y cuando triunfó la revolución murieron más en el cadalso que nobles. Otro tanto en Rusia . No la promovieron los escalvos de los latifundistas sino los empleados de ferrocarril. Marx se equivocó, tenían razón Pareto y Michael - la historia es un cementerio de aristocracias - no era una lucha de clases era una lucha de castas
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#77
Efectivamente los únicos ejemplos de colectivismo con una cierta dimensión  tienen raíces religiosas. Los kibutz judios, el cooperativismo iraní o el Vasco. Este último impregnado  del carlismo más tradicional. Pero todos ellos han germinado y se han mantenido en comunidades muy pequeñas en donde esos valores morales estaban controlados por la presión social. En cuanto se salen de ese marco, se pierde el factor reputacional  que se defiende  en una comunidad. 

Como decía mi padre: solo hay dos formas de modular el comportamiento humano. El creyente porque teme a Dios y el ateo º por vergüenza. Pero para sentir vergüenza debes de tener arraigo y sentimiento de pertenencia a una comunidad pequeña en donde te conozcan a ti y a tu familia . Eso se experimenta perfectamente cuando has vivido tanto en el campo como en la ciudad.
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#78
Cita:En cuanto se salen de ese marco, se pierde el factor reputacional  que se defiende  en una comunidad. 

Por eso no sirve forzar las cosas, si alguien es bueno pq lo presionan para serlo, en cuanto deje de haber presión dejará de haber bondad. El camino verdadero (lo que llaman la iluminación) consiste en tomar consciencia del valor de la vida y de la imprescindible necesidad del bien (orden) para superar el mal (caos) y prevalecer.

(12-11-2018, 11:32 PM)Prometeo escribió:  Como decía mi padre: solo hay dos formas de modular el comportamiento humano. El creyente porque teme a Dios y el ateo º por vergüenza. Pero para sentir vergüenza debes de tener arraigo y sentimiento de pertenencia a una comunidad pequeña en donde te conozcan a ti y a tu familia . Eso se experimenta perfectamente cuando has vivido tanto en el campo como en la ciudad.

Se ve que tienes a quien salir, tal palo tal astilla, tu padre tenía buen uso de razón, sin duda.

Quizá añadiría una tercera clase, ademas del que teme a Dios, y del que teme por su reputación, existe quien teme la ignorancia y por ello persigue la virtud y el conocimiento, esta última clase es la única que busca el bien por inteligencia y no por miedo o conveniencia.



Enviado desde mi LG-X190 mediante Tapatalk
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#79
Escribo en varios mensajes porque la tableta se atasca a partir de unos párrafos.

Solo para decir que hay muchos tipos de capitalismo, pero para centrar el tema yo os propongo hablar de mercado y economía planificada. En mayor o menor grado, todos son variables de estos dos términos. Podríamos decir que en un extremo está el pensamiento libertario y el otro el colectivismo.

Desde que empezó a operar un mercado más o menos  libre empezó a haber un trasvase social. Antes era imposible. Si nacías rico, morías rico. Si nacías pobre, morías pobre. En cuanto el mercado empezó a operar se dieron dos casos. Pobres que se hacían ricos, creando a su vez una ingente riqueza a través de la generación de bienes y servicios que cientos de miles de personas adquirían voluntariamente porque esos bienes les otorgaban calidad de vida.

Se habla de esas grandes fortunas desde un análisis simplista basado en la teoría de la propiedad de los medios de producción, en la usurpación de los recursos de otros, usando explicaciones que están justificadas en la expoliación del colonialismo, pero no en los maganates que cumplieron con las leyes laborales y fiscales. Ellos crearon riqueza en donde no la había como Bill Gates o Amancio Ortega ofertando en un mercado de libre competencia. No robaron a nadie, crearon cientos de miles de empleos directos e indirectos y pagan tantos impuestos que solo sus empresas soportan un ministerio .

Nadie le regaló nada a Ortega, se empeñó arriesgando todo lo que tenía, se esforzó, trabajando 14 horas diarias sin vacaciones ni fines de semana hasta que consolidó su empresa. Fue bendecido por el don de su inteligencia natural y además seguramente tuvo suerte. Lo único que ha hecho es intentar tener buen olfato para saber darle lo que la gente quería y acertó porque le compraron a él y no a otros que ya llevaban mucho tiempo en el mercado. Solo la envidia puede justificar que todavía existan personas que digan que mejor que no existiera, porque si no fuera por el quizás Galicia tendía un 5o % más de emigrantes a costa de su ya mermada población.

No opino lo mismo de la economía financiera que vive de la especulación. Creo en la economía real que genera valor real, pero a fin de cuentas una persona que solo comercia aporta valor porque compra algo en donde vale menos y lo Lleva a otro en donde lo valoran más. Ortega solo le dio a la gente lo que quería y mirando su propio provecho, ayudó a millones de personas. Esa es la mano invisible que describe Adam smith. El ya preveía que era necesario cuidar la libre competencia de los monopolios y los pactos de precios, de que había que establecer unas reglas de juego que todos cumplieran en buena lid. Ese mercado y la fijación de precios es la clave. En la ÚRSS fijaban os precios usando catálogos por correspondencia americanos y decían que cuando el socialismo real fuera universal había que dejar un país para fiar los precios. Este sería Nueva Zelanda. Porque los precios no es el coste de la mano de obra y las materias primas, es lo que estámos dispuestos a pagar por no renunciar a un bien. Por eso los que conocimos países  en donde había economía planificada, comprobamos cómo el mercado negro hacía el verdadero ajuste. El mercado ya sea en bitcoins o en economía de trueque siempre existirá. Porque incluso en los paises más contrarios a el, nunca ha dejado de existir y en aquellos que se le ha dejado desarrollarse, hay menos pobreza , mas educación,  menos mortalidad infantil y salud pública,  además de un mejor medio ambiente , porque          Es una de las exigencias primeras de la gente en cuanto cubre sus necesidades básicas 

Es obvio que hay que mejorar muchas cosas, pero cuando critiquemos lo que ocurre, si somos de los que vivímos en la opulencia del primer mundo, debemos empezar por hacer examen de conciencia y darnos cuenta que de una manera u otra somos cómplices porque disfrutamos del sistema, solo tenemos que ser consecuentes y consumir de otra manera, las empresas si quieren sobrevivir se adaptarán inmediatamente. .
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#80
[quote pid='9991' dateline='1542063137']

Quizá añadiría una tercera clase, ademas del que teme a Dios, y del que teme por su reputación existe quien teme la ignorancia y  por ello persigue la virtud y el conocimiento, esta última clase es la única que busca el bien por inteligencia y no por miedo o conveniencia.




[/quote]

Ahora tendré que explicarlo así:

Como decia mi padre ....

A lo que hay que sumar lo que dice Lisandro ....

Bravo Bravo
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#81
(13-11-2018, 12:13 AM)Prometeo escribió: Escribo en varios mensajes porque la tableta se atasca a partir de unos párrafos.

Solo para decir que hay muchos tipos de capitalismo, pero para centrar el tema yo os propongo hablar de mercado y economía planificada. En mayor o menor grado, todos son variables de estos dos términos. Podríamos decir que en un extremo está el pensamiento libertario y el otro el colectivismo.

Desde que empezó a operar un mercado más o menos  libre empezó a haber un trasvase social. Antes era imposible. Si nacías rico, morías rico. Si nacías pobre, morías pobre. En cuanto el mercado empezó a operar se dieron dos casos. Pobres que se hacían ricos, creando a su vez una ingente riqueza a través de la generación de bienes y servicios que cientos de miles de personas adquirían voluntariamente porque esos bienes les otorgaban calidad de vida.

Se habla de esas grandes fortunas desde un análisis simplista basado en la teoría de la propiedad de los medios de producción, en la usurpación de los recursos de otros, usando explicaciones que están justificadas en la expoliación del colonialismo, pero no en los maganates que cumplieron con las leyes laborales y fiscales. Ellos crearon riqueza en donde no la había como Bill Gates o Amancio Ortega ofertando en un mercado de libre competencia. No robaron a nadie, crearon cientos de miles de empleos directos e indirectos y pagan tantos impuestos que solo sus empresas soportan un ministerio .

Nadie le regaló nada a Ortega, se empeñó arriesgando todo lo que tenía, se esforzó, trabajando 14 horas diarias sin vacaciones ni fines de semana hasta que consolidó su empresa. Fue bendecido por el don de su inteligencia natural y además seguramente tuvo suerte. Lo único que ha hecho es intentar tener buen olfato para saber darle lo que la gente quería y acertó porque le compraron a él y no a otros que ya llevaban mucho tiempo en el mercado. Solo la envidia puede justificar que todavía existan personas que digan que mejor que no existiera, porque si no fuera por el quizás Galicia tendía un 5o % más de emigrantes a costa de su ya mermada población.

No opino lo mismo de la economía financiera que vive de la especulación. Creo en la economía real que genera valor real, pero a fin de cuentas una persona que solo comercia aporta valor porque compra algo en donde vale menos y lo Lleva a otro en donde lo valoran más. Ortega solo le dio a la gente lo que quería y mirando su propio provecho, ayudó a millones de personas. Esa es la mano invisible que describe Adam smith. El ya preveía que era necesario cuidar la libre competencia de los monopolios y los pactos de precios, de que había que establecer unas reglas de juego que todos cumplieran en buena lid. Ese mercado y la fijación de precios es la clave. En la ÚRSS fijaban os precios usando catálogos por correspondencia americanos y decían que cuando el socialismo real fuera universal había que dejar un país para fiar los precios. Este sería Nueva Zelanda. Porque los precios no es el coste de la mano de obra y las materias primas, es lo que estámos dispuestos a pagar por no renunciar a un bien. Por eso los que conocimos países  en donde había economía planificada, comprobamos cómo el mercado negro hacía el verdadero ajuste. El mercado ya sea en bitcoins o en economía de trueque siempre existirá. Porque incluso en los paises más contrarios a el, nunca ha dejado de existir y en aquellos que se le ha dejado desarrollarse, hay menos pobreza , mas educación,  menos mortalidad infantil y salud pública,  además de un mejor medio ambiente , porque          Es una de las exigencias primeras de la gente en cuanto cubre sus necesidades básicas 

Es obvio que hay que mejorar muchas cosas, pero cuando critiquemos lo que ocurre, si somos de los que vivímos en la opulencia del primer mundo, debemos empezar por hacer examen de conciencia y darnos cuenta que de una manera u otra somos cómplices porque disfrutamos del sistema, solo tenemos que ser consecuentes y consumir de otra manera, las empresas si quieren sobrevivir se adaptarán inmediatamente. .

Estoy de acuerdo, aunque veo yo muy difícil que un mil eurista (por muy opulento que sea el primer mundo) aumente el costo de vida en 200 o 300 euros para cuidar el medio ambiente... Me temo que hasta que la ciencia desarrollo métodos que sean competitivos en cuanto a €$£ o que los gobiernos obliguen a las empresas a cuidar la ecología...

Enviado desde mi LG-X190 mediante Tapatalk
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#82
las Empresas servirán lo que pidan las personas y si el Estado las obliga a incurrir en más costes, se los tendrán que repercutir al consumidor, porque si no los repercuten y pierden dinero, cerrarán.

Es como el caso del los impuesros de las hipotecas. El Estado pone un impuesto e incluso lo sube, pero para engañar a los bobos dice: no, lo va a pagar el proveedor. O son tontos o nos hacen a todos tontos,

Si aumenta el impuesto a la gasolina creen que él gasolinero no va aumentar sus precios. 



Ahora dicen que van a comprobar si se repercuten para castigarlo, pero eso es solo demagogia, lo único que puede rebajar los precios es la libre competencia.




Por eso, es siempre mejor que la orientación de la demanda venga por parte de los consumidores conciéncianos porque además estos son más dificiles de corromper y el Estado, normalmente solo busca fórmulas de depredar más impuestos. Véase también el del diesel, que paradójicamente van a pagar los pobres que no pueden cambiar de coche y tienen que tirar con el viejo diésel. Si realmente quisieran potenciar el eléctrico o el de gasolina solo tenían que centrar en ellos las subvenciones del plan renové , pero al aumentar los precios al combustible, perjudican a los pobres pero ellos se llenan los bolsillos
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#83
(13-11-2018, 12:56 AM)Prometeo escribió: las Empresas servirán lo que pidan las personas y si el Estado las obliga a incurrir en más costes, se los tendrán que repercutir al consumidor, porque si no los repercuten y pierden dinero, cerrarán.

Es como el caso del los impuesros de las hipotecas. El Estado pone un impuesto e incluso lo sube, pero para engañar a los bobos dice: no, lo va a pagar el proveedor. O son tontos o nos hacen a todos tontos,

Si aumenta el impuesto a la gasolina creen que él gasolinero no va aumentar sus precios. 



Ahora dicen que van a comprobar si se repercuten para castigarlo, pero eso es solo demagogia, lo único que puede rebajar los precios es la libre competencia.




Por eso, es siempre mejor que la orientación de la demanda venga por parte de los consumidores conciéncianos porque además estos son más dificiles de corromper y el Estado, normalmente solo busca fórmulas de depredar más impuestos. Véase también el del diesel, que paradójicamente van a pagar los pobres que no pueden cambiar de coche y tienen que tirar con el viejo diésel. Si realmente quisieran potenciar el eléctrico o el de gasolina solo tenían que centrar en ellos las subvenciones del plan renové , pero al aumentar los precios al combustible, perjudican a los pobres pero ellos se llenan los bolsillos
Lo único que falta es que la mayoría de consumidores despertemos y veamos lo que estamos haciendo al mundo, lo único y también quizá lo mas difícil...

Enviado desde mi LG-X190 mediante Tapatalk
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#84
(11-11-2018, 10:16 AM)iperkeno escribió: El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell

Que viene a ser el famoso:  Yo sólo sé que no sé nada.
Porque los que no saben, creen que lo saben todo.
Y cuanto más sabes, te das cuentas de que menos sabes.

Saludos.

Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#85
Por ejemplo, hablando de tecnologías para salvar al mundo 

El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#86
(13-11-2018, 01:00 AM)Lisandro escribió: Lo único que falta es que la mayoría de consumidores despertemos y veamos lo que estamos haciendo al mundo, lo único y también quizá lo mas difícil...

Enviado desde mi LG-X190 mediante Tapatalk

Exacto .
Asumir la responsabilidad porque en nuestras manos esta cambiar el rumbo de las cosas.
Cada acto de compra o contratación de servicios es una decisión soberana muchas veces más potente que votar
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#87
(13-11-2018, 01:00 AM)vecino escribió: Que viene a ser el famoso:  Yo sólo sé que no sé nada.
Porque los que no saben, creen que lo saben todo.
Y cuanto más sabes, te das cuentas de que menos sabes.

Según a que esfera te estés refiriendo, a mi me parece que hay cosas muy claras y después ya hablaremos de metafísica:

Por encima de nuestras posibilidades

En pleno escándalo de la banca para cambiar la sentencia del impuesto de hipotecas, leo que el presidente del BBVA, Francisco González, se jubilará en enero con una pensión de 80 millones de euros. La paguita la acordó en mitad del estallido de la burbuja. El año pasado, González se subió el sueldo hasta los 5,79 millones (por cierto, aún muy por debajo de los casi 10 millones de Ana Botín). Mientras manipulan a la Justicia para no pagar impuestos, cobran sueldos obscenos y pensiones indecentes.


Sí, es obsceno e indecente que haya unos poquísimos ganando tanto y unos muchísimos ganando tan poco. Nos han hecho creer que ganan lo que merecen, lo que producen, lo que se les debe, lo que es justo y necesario. Pero la verdad es que se enriquecen porque especulan con nuestros ahorros, porque abusan del cliente, porque invierten en industrias de muerte, porque empobrecen y crean desigualdad. Se hacen de oro porque te crujen a comisiones, te cargan impuestos, te revientan con cláusulas abusivas y te racanean intereses. Porque se quedan con los beneficios de tu dinero y sólo socializan las pérdidas.

En los últimos 5 años han echado 13.000 empleados de banca en nuestro país, mientras declaraban beneficios. Nos repiten que tenemos que trabajar más pero cobrar menos porque si no, la economía no va, pero la suya va que vuela. Le dicen al gobierno que no suba los salarios mínimos porque no lo podemos soportar, pero ellos no lo soportan, lo soporta el vulgo.

La gente sigue soportando miles de desahucios de la banca de los que sólo nos llegan los más atroces: el de Safira Sánchez con un 66% de discapacidad en el que hasta la ONU pidió frenar el desalojo o el del electricista de 45 años de Cornellá que se tiró de su décimo piso cuando venían a echarle. Sí, es indecente que los banqueros amasen fortunas mientras siguen desahuciando a las víctimas de una burbuja que provocó la banca, a la que hemos rescatado.

Es obsceno que los que gestaron la crisis se repartan millonadas y quienes la sufren no puedan llegar a los 900 euros de salario mínimo. Ahora nos dicen que asumamos que los jóvenes van a vivir peor que los mayores y que no vamos a tener pensiones, todo para que nos saquemos un plan privado y aceptemos las privaciones. Dicen que la vida es así, que no la han inventado ellos. Ésta sí la han inventado ellos y se están forrando con ella.
Pero hay otra. En una entrevista este fin de semana, cuenta el Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, que hay pruebas apabullantes de que se pueden subir los sueldos mínimos sin que caiga el empleo. Eso es lo que hay que hacer para asegurar las pensiones, pagar mejor a los cotizantes. Cuando le repitan que vive usted por encima de sus posibilidades, recuerde que quien se lo dice vive por encima de las nuestras.

Cagoento
Allá muevan feroz guerra ciegos reyes por un palmo más de tierra, que yo tengo aquí por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes.
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#88
(13-11-2018, 10:56 PM)caribdis escribió: Según a que esfera te estés refiriendo, a mi me parece que hay cosas muy claras y después ya hablaremos de metafísica:

Por encima de nuestras posibilidades

Pues aunque no tiene nada que ver a lo que me refería Smile
En cuanto a lo del enlace que has puesto, ya lo había leido ayer, y qué decir, pues que tiene toda la razón, aquí solamente pagamos los de abajo.
Porque a los de arriba no les afecta las crisis, ni los recortes, ni los despidos, ...

Saludos.

Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#89
Yo insisto en que el quid de la cuestión medioamiental así como de la cuestión social está en la economía. Se suele decir que las ideologías son importantes y muchas veces se enarbolan de bandera, pero que la causa real de cualquier guerra es siempre económica. Creo que aquí es igual, si realmente contaminar saliera caro, y regenerar ambientalmente diera pasta, en otra situación estaríamos.

¿Y en que sistema vivimos?, en un sistema en el que quien realmente emite el dinero nuevo (los I owe you "IOU") son los bancos privados, capacitados a hacerlo sin el más minimo soporte físico tras ello (oro, riqueza tangible..) y eso ha conseguido que la masa monetaria mundial tenga las fabulosas dimensiones que actualmente tiene y que muy posiblemente acabe en guerra para reclamar por la fuerza su posesión o su defenestración..

Esta absurda situación ha puesto el poder mundial con mayúsculas en muy pocas manos y gobiernos, aparatos judiciales, prensa y cualquier medio de cierta importancia para influír en la opinión pública real y el devenir de los hechos es manipulado desde arriba con la prodigalidad monetaria que implica no tener límites monetarios...

Algo tan inocente como la concesión de un crédito es el arma letal para detraer el control de la economía a cualquier tipo de control público o de bien común...prestar sin que exista realmente un cambio de manos de nada: el dinero aparece ahí, con la creación de ese apunte contable...es demasiado simple y demasiado descarado incluso para ser creído sin pensar que quien te lo dice está loco...pero es cierto, los bancos privados son el rey Midas de la actualidad..y nosotros unos absolutos imbéciles por permitirlo, sería posiblemente lo siguiente que habría que decir, pero no se puede menospreciar ese poder de nuestros Midas...CAPACIDAD MONETARIA ILIMITADA...es mucho el poder que proporciona eso, se compran opiniones, opinadores, altavoces, políticos, jueces, policías, sicarios...se usa como zanahoria y se usa como palo...a ti te de doy, a ti te hundo, te margino..

Y un "pequeño" ejemplo para ilustrar el funcionamiento de esta nuestra querida sociedad más cercana:

El (des)gobierno del Poder Judicial

La cúpula judicial española como anomalía en Europa

La perversidad de estas dinámicas la explica con claridad el constitucionalista Rafael Jiménez Asensio, ex profesor de la Escuela Judicial y uno de los máximos expertos sobre separación de poderes de nuestro país. Vale la pena leer su libro Los frenos del poder y también una síntesis de su perspectiva en un reciente artículo en Agenda Pública, en el que indica lo siguiente: “Cualquier analista o académico procedente de una democracia avanzada que recale en España y observe cómo se eligen a los magistrados del Tribunal Supremo se echará las manos a la cabeza. Las votaciones y apoyos para la designación de tales magistrados dependen de repartos o acuerdos espurios (sin luz ni taquígrafos en plena era de la transparencia, que todos invocan y nadie practica) entre las distintas tendencias o sensibilidades ideológicas presentes en un Consejo que antes ha sido pactado con los mismos mimbres. Pero si este observador externo se adentrara algo más en el sistema de elección (tarea que nadie emprende), el escándalo sería clamoroso. Se cambian ‘cromos’ y hay (algo menos conocido) un trasiego de filias y fobias que pueden inclinar la balanza aleatoriamente a uno u otro candidato. Las recomendaciones fluyen por doquier (se trata de llegar a quien pulsa el botón), el favor se convierte en moneda de intercambio, cuando no es la amistad la que inclina la balanza. Los odios, a veces personales, pasan factura. Los teléfonos queman. No tanto los correos, que dejan más huella. En esos críticos momentos el Consejo es una olla de presiones e intercambios, un auténtico mercadillo, impropio a todas luces de una alta institución de un Estado que se pretende democrático”.

Patron
Allá muevan feroz guerra ciegos reyes por un palmo más de tierra, que yo tengo aquí por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes.
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#90
El debate no es: 

Las cosas están muy mal enfrentado a todo está bien.

Hay muchos hechos que estamos de acuerdo en que están muy mal, pero lo importante es debatir sobre cuál es el método para mejorar.

Si nos quedamos en lamentarnos todos, a mi me recuerda a aquella escena de Torrente en la que aburridos y frustrados propone a sus compañeros para consolarse 
¿nos hacemos unas pajillas ?

Si os dais cuenta, yo siempre he defendido que el camino es el ejercicio de la libertad responsable. Los ciudadanos no pueden ser libres si no están emancipados, si no son capaces de tomar decisiones responsables y - siendo conscientes de que hay manipulación - tratan de detectarla.

Yo por ejemplo leo varios medios digitales de diferentes tendencias y tengo amigos de todas las posiciones políticas. Eso me sirve para intentar una aproximación más nítida al fondo del asunto. 

Ya que se ha hablado del impuesto a las hipotecas, podemos hacer ese ejercicio.

Todos sabemos que los políticos sostienen que deben ser los bancos los que asuman el impuesto, pero... ¿ nadie se plantea que cuando una empresa vende un producto o presta un servicio, todos sus costes se suman para fijar el precio ? 

Dicen que ahora van a vigilar de que no lo suman, pero eso es ilegal. Una empresa puede sumar lo que quiera, incluso poner el margen que quiera, lo único que regula el mercado es la competencia,

Lo que tenia que hacer el gobierno es atraer a los bancos extranjeros para que le hicieran competencia a los que ejercen aquí. Si lo que hacen es mostrarse hostiles a los bancos, vendrán menos y cada vez habrá menos competencia.

La realidad es que han abierto la puerta a subir los impuestos - ya se han eliminado deducciones - porque
 - como lo pagan los bancos y estos son ricos, ya podemos subirlos las.

Pero ellos mismos  ponen una excepción a los partidos políticos y la iglesia. Si lo pagan los bancos, ¿para que hacen esa excepción?

Pero la gente aclama : - que paguen  los bancos, que paguen los bancos. 

Si se suben los impuestos a las gasolineras, ¿que se cree la gente? ¿que él gasolinero lo va a poner de su bolsillo ? Lo tendrá que sumar a sus costes y repercutirlo en los precios.

Este es un ejemplo claro de manipulación.

Pero hablemos de los desahucios,

El banco es un negocio privado y cuando firmas una hipoteca debes de saber que si no pagas te quitan tu casa.

Lo mismo debería de ocurrir cuando alquilas una casa y dejas de pagar. El propietario debe de recuperar su casa,

Eso no quiere decir que una familia deba de irse a vivir a la calle, hay que tener un sistema de viviendas baratas para alojar estas situaciones desgraciadas. Como tienen en muchos países. ¿ como se paga eso? Pues a través de los impuestos que paga el banco o el pequeño propietario que alquila su casa,

Os cuento un caso real.

Un joven colaborador mío, vive en una vieja casita de aldea que heredó de un tío. Para el verano está bien, pero en invierno está llena de humedades. Se decidió a comprar un apartamento que hipotecó para pagarlo. Entre la entrada y los costes iniciales de amueblarlo, quedó muy Justo de dinero, le ofrecieron alquilarlo y pensó que le vendría bien seguir dos años más en la vieja casa heredada de su familiar.

Acordó con el inquilino las condiciones y dado que era un desplazado se pudieron un límite de dos años de alquiler,

El caso es que no le pagaron ni un solo mes y además del disgusto, del lío de abogados y costes cuando recuperó su apartamento se lo habían destrozado.

En España  el coste medio por recuperar un piso es de 12.000 euros y tardas una media de dos años. Además si lo destrozan, causando todavía muchos más daños no pasa nada.

Muchos pisos son de pequeños ahorradores que ven en el ladrillo una forma de inversión para su jubilación. Piensan que si las cosas van mal, pueden venderlo o alquilarlo para completar su pensión.

¿ cuál es la consecuencia de todo esto? Que cientos de miles de viviendas están cerradas y no se alquilan.

Si esas viviendas se pusieran en el mercado, la competencia bajaría los precios y los que tienen intención de pagar pagarían mucho menos.

Si la gente cuidará los pisos y si destrozara, tuviera responsabilidad,  los que tienen pisos cerrados pensarían que si lo necesito y me lo entregan debidamente cuidado, hasta está mejor un piso habitado que cerrado. De esa forma los alquileres se abaratarían muchísimo y toda esa economía daría para pagar impuestos, para los que ni siquiera pudieran parar ese mercado de precios más barato pudieran acceder a unas viviendas de alquileres sociales.

Pero en que se queda el “ paternalismo “ del Estado. Somos muy buenos porque a los “malos” propietarios les ponemos  trabas para desahuciar. Esos malos son pequeños y grandes propietarios, pero es igual, si ponemos el foco en los bancos mejor.

Pero además ocurre que si los bancos cuando quieren recuperar una casa no le dejan o si la recuperan, se la ocupan y pierden la inversión... ¿ quien va a pagar todo eso ? 

Los que pidan las siguientes hipotecas. Ellos lo suman a sus costes y vuelve a pagar el ciudadano honrado que cumple con sus obligaciones.

En varias entradas decía que buscar la fórmula para evitar monopolios, para promover la libre  competencia y también controlar a los directivos que se fijan sueldos millonarios a costa de sus accionistas. Ahí también está el problema de la economía especulativa y no la real. El cortopalcismo de los bonus de los directivos que se autopriman inflando los resultados. Eso va en contra del término estricto del capitalismo que se basa en la capitalización del ahorro. Tal como se ha demostrado siempre, qla riqueza real solo se genera a largo plazo, es una cuestión cuantitativa de tiempo. 

El ejemplo de Robinson Crusoe que cada día recoge cocos que consume el mismo día. Se da cuenta que si fabrica una red puede pescar, pero necesita dedicarle varios días a construir la red. Para eso tiene que acopiar más cocos excedentes para poder dedicar los siguientes días a la fabricación de la red sin tener que recopilar cocos.

Los directivos mediante sus manejos de ingeniería financiera hacen que los cocos se multipliquen solos como en el milagro de los panes y los peces y todos les pagamos una pasta por eso.

También se dice. Es que han despedido a muchos trabajadores. Lo lamento mucho, cientos de miles de trabajadores pierden su trabajo en pequeñas empresas y nadie dice nada. Pierden su trabajo porque ya nadie usa las oficinas, yo ya no voy al banco, todo se hace por internet. Habrá que ayudar a esos trabajadores a integrarlos en otros procesos ( algunos incluso se han prejubilado con buenas condiciones)  ,    pero ... ¿ que harían esos trabajadores ociosos ? Si no tienen nada que hacer, nuevamente habría que sumar sus salarios a los costes de los bancos y todos los usuarios los tendríamos que pagar en forma de más interés o comisiones. 
Después no nos quejemos si las cosas son caras si pretendemos que las empresas hagan asistencia social. Las empresas tienen que dar servicios competitivos y ganar dinero para pagar impuestos con ellos.

Pero ojo, cuando se dice que los bancos socializan las pérdidas, hay que precisar. La banca pública, la controlada por políticos y sindicatos, porque la banca privada no se ha rescatado. El banco Pastor se perdió y el coste lo pagaron sus accionistas.

Esto debería hacer reflexionar a los que dicen.

Hace falta una banca pública.

Ya la teníamos pero la hundieron los políticos que metían a sus amigos de empleados o concedían créditos a empresas de sus amigos, créditos que no se fijaban por criterios profesionales sino por amigismo y así nunca se cobraron. Por encima no pagaban impuestos pues en teoría eran entidades que prestaban un servicio público pero los créditos eran igual o más caros y los beneficios se los repartían los enchufados en sus puestos de dirección.

¿ de verdad que queremos una banca pública ?

Volveremos a caer en el mismo error, no entiendo como todavía, con un ejemplo tan doloroso y tan reciente, sucumbimos a esas idea tan absurdas. Solo hay que prestar atención a lo que declaró en su día una ministra en ejercicio,

- El dinero publico no es de nadie-

Por eso insisto en que no solo hay que quedarse en la denuncia de las injusticias, hay que analizar los hechos y pensar que solo podremos arreglar esto si nos comportamos como individuos libres, informados y responsables. 
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 3 invitado(s)