Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Protección de datos? ¿Privacidad?
#1
En el titulo del hilo no puedo poner el emoticon adecuado ...   Meparto

Orwell ni siquiera pudo soñar en lo que se convertiría la humanidad, es mas, ni siquiera nosotros somos conscientes ahora mismo en lo que derivara el escaparate en el que vivimos permanentemente expuestos  Confused  



Brindis
Responder
Ha recibido el agradecimiento de: Parazoa
#2
(31-12-2018, 11:40 AM)Velero Simbad escribió: En el titulo del hilo no puedo poner el emoticon adecuado ...   Meparto

Orwell ni siquiera pudo soñar en lo que se convertiría la humanidad, es mas, ni siquiera nosotros somos conscientes ahora mismo en lo que derivara el escaparate en el que vivimos permanentemente expuestos  Confused  



Brindis

Es pavoroso porque saben más de nosotros que nosotros mismos. En una charla sobre blog data ponían el ejemplo de un padre indignado porque no paraban de enviarle publicidad de productos de prenatal y bebé a nombre de su hija. El pensaba que era un error de algún registro en el que se había tomado mal la edad, pero el sistema estaba acertado, pues la hija estaba embarazada y él no sabía nada.

Esto puede resultar anecdótico, pero nos da un indicio de cómo hemos puesto las vidas en manos de los que acopian esa información. La sentencia de cómo va a afectar a la democracia es tremendo, pero creo que la TED se olvida de las nuevas cocinas de la información. Discriminan los perfiles y les enlatan frakenews a su medida para manipular a la opinión pública. Entre la manipulación y la presión por la vigilancia, veremos en donde acaba la Libertad.
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#3
Este video tampoco tiene desperdicio

 

Feliz año a todos Bier
Gabi para los amigos 
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#4
Je, y lo gracioso es que la gente se cree que con la GDPR esto ha mejorado algo. Al contrario. Como todo el mundo le da sin pensar al 'acepto' porque quiere ver la paginita a donde le ha llevado Facebook o Twitter, ha aceptado unos términos mucho más exhaustivos que los anteriores a la GDPR, redactados por abogados de primer nivel para cubrir las espaldas a sus clientes.
Y lo de las cookies es el mayor ridículo que se ha visto. Hay tecnologías de trackeo mucho más eficaces. Lo más normal es usar por IP, o huella de navegador. Tiene gracia que en todos los PCs y móviles de mi casa salgan anuncios de barcos, no sólo en los míos, siendo yo el único 'trastornado' del tema. Claro que también aparecen bastantes de coches, que serán por la afición de mi primogénito.
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#5
Algunas de las mentes más brillantes del planeta llevan años investigando cómo piratear el cerebro humano para que pinchemos en determinados anuncios o enlaces. Y ese método ya se usa para vendernos políticos e ideologías

Yuval Noah Harari

https://elpais.com/internacional/2019/01/04/actualidad/1546602935_606381.html


¿Cómo funciona la democracia liberal en una era en la que los Gobiernos y las empresas pueden piratear a los seres humanos? ¿Dónde quedan afirmaciones como que “el votante sabe lo que conviene” y “el cliente siempre tiene razón”? ¿Cómo vivir cuando comprendemos que somos animales pirateables, que nuestro corazón puede ser un agente del Gobierno, que nuestra amígdala puede estar trabajando para Putin y la próxima idea que se nos ocurra perfectamente puede no ser consecuencia del libre albedrío sino de un algoritmo que nos conoce mejor que nosotros mismos? Estas son las preguntas más interesantes que debe afrontar la humanidad.

Por desgracia, no son preguntas que suela hacerse la mayoría de la gente. En lugar de investigar lo que nos aguarda más allá del espejismo del libre albedrío, la gente está retrocediendo en todo el mundo para refugiarse en ilusiones aún más remotas. En vez de enfrentarse al reto de la inteligencia artificial y la bioingeniería, la gente recurre a fantasías religiosas y nacionalistas que están todavía más alejadas que el liberalismo de las realidades científicas de nuestro tiempo. Lo que se nos ofrece, en lugar de nuevos modelos políticos, son restos reempaquetados del siglo XX o incluso de la Edad Media.

Cuando uno intenta entregarse a estas fantasías nostálgicas, acaba debatiendo sobre la veracidad de la Biblia y el carácter sagrado de la nación (especialmente si, como yo, vive en un país como Israel). Para un estudioso, esto es decepcionante. Discutir sobre la Biblia era muy moderno en la época de Voltaire, y debatir los méritos del nacionalismo era filosofía de vanguardia hace un siglo, pero hoy parece una terrible pérdida de tiempo. La inteligencia artificial y la bioingeniería están a punto de cambiar el curso de la evolución, nada menos, y no tenemos más que unas cuantas décadas para decidir qué hacemos. No sé de dónde saldrán las respuestas, pero seguramente no será de relatos de hace 2.000 años, cuando se sabía poco de genética y menos de ordenadores.

Brindis
Responder
Ha recibido el agradecimiento de: hopetos


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)