Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Pareja de sexagenarios trasmundista en 25´ y sin motor
#1



No sabría dónde meter esto, porque tiene - me parece a mi- muchos matices.

Lo importante no es ni la edad de los protagonistas, ni el reducido presupuesto que tienen, sino la filosofía. Ellos tienen que afrontar la frustración de no tener motor cuando se quedan sin viento, pero a cambio de sienten mucho más libre porque entre otras cosas, no necesitan estar pendientes del gasoil,

Muy simple su reflexione  pero toda una lección,  La vida de esta pareja demuestra que cualquiera puede , si de verdad lo quiere- aunque sea en un pequeño barco de los años 70.

Muchas veces posponemos nuestros proyectos empeñados en reunir el suficiente presupuesto o en tener el barco más adecuado.  Lo importante es el tiempo. Como dice Pepe Mugica: ese no se compra en los supermercados y cuando compramos cosas, solo estamos cambiando nuestro tiempo por esas cosas. 

Siempre me preguntan todo lo  que es necesario para navegar ... título, barco, conocimiento, ahorros para los gastos...

Lo más importante es el tiempo, lo demás - si no lo tienes - irá apareciendo por el camino.
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de: magallanesxix , Capeador24 , crisofilax_turquesa , damoeste
#2
Antes, en Barcelona, era raro el mes en que no aparecía una pareja de sexa o septagenarios (sobre todo ingleses) que amarraban donde les dejaban y se pasaban la tarde bebiendo te en unas tacitas de porcelana. Los barcos, todos de menos de 10 metros.

Esto me hizo confiarme en que, cuando me jubilara, yo tambien podría hacerlo... No os recomiendo que esperéis.

Bier
Responder
Ha recibido el agradecimiento de: Velero Simbad
#3
(01-01-2019, 06:47 PM)Prometeo escribió:


No sabría dónde meter esto, porque tiene - me parece a mi- muchos matices.

Lo importante no es ni la edad de los protagonistas, ni el reducido presupuesto que tienen, sino la filosofía. Ellos tienen que afrontar la frustración de no tener motor cuando se quedan sin viento, pero a cambio de sienten mucho más libre porque entre otras cosas, no necesitan estar pendientes del gasoil,

Muy simple su reflexione  pero toda una lección,  La vida de esta pareja demuestra que cualquiera puede , si de verdad lo quiere- aunque sea en un pequeño barco de los años 70.

Muchas veces posponemos nuestros proyectos empeñados en reunir el suficiente presupuesto o en tener el barco más adecuado.  Lo importante es el tiempo. Como dice Pepe Mugica: ese no se compra en los supermercados y cuando compramos cosas, solo estamos cambiando nuestro tiempo por esas cosas. 

Siempre me preguntan todo lo  que es necesario para navegar ... título, barco, conocimiento, ahorros para los gastos...

Lo más importante es el tiempo, lo demás - si no lo tienes - irá apareciendo por el camino.

¡Quien los pillara! los 60 digo ...  Cunao

Brindis
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#4
Espero no ser cruel y me permito la licencia por que deje el 60 atras hace bastante. Segun te queda menos vida a veces apuestas mas facil.
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#5
Olé y olé!! El Pacífico así, con esa sencillez, en ese velerín... Puede que el cape Dory sea un gran pequeño barco, o no. Pero de lo que no cabe duda es de que esa pareja lo es de pequeños grandes navegantes, por su filosofía, por su contagioso espíritu. Brindo por ellos y por los pequeñines de 25 pies. Brindis Brindis adoracion
Ítaca es el viaje
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#6
Si lo mas importante no es llegar a un destino exótico, cualquier navegacion - aunque sea costera - es suficiente y meritoria - por lo tanto conforme a ese silogismo : less is more - menos es mas
Es un debate que ha surgido muchas veces y entronca con aquel refran que reza:
No es mas rico el que mas tiene sino el que menos necesita
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#7
¡¡ojala yo a los 60 y tantos tenga la mitad de lo que hay que tener de lo que tienen esta pareja...!!
"Si eres de esa clase de personas incapaces de hallar satisfacción en el trabajo duro, es probable que la vela no sea el deporte que más te convenga" (Dennis Conner)
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#8
Comparto casi todo, menos lo de que lo que no tengas aparecera por el camino, lo unico que puede aparecer y que no tengas seran cosas malas, buenas ninguna, no te va a aparecer una pata de jamon, ni una bomba inyectora... Lo del jamon se puede solucionar robando patatas, pero lo de la bomba inyectora es mas dificil... 

Hay que irse con lo poco que se tenga pero ese poco no puede ser solo ilusion y ganas, los tiempos de Montesier,  e incluso los de Cocua, quedaron muy atras, incluso estar fondeado sin gastar nada se va a acabar, grecia sera el primero de todos los paises en cobrarte por estar fondeado, no necesitan ni poner boyas ni boyeros, el dinero se necesita y se va sin darte casi cuenta, hacer la compra de comida, algun puerto por fuerza mayor, mantenimiento, gasolina para el dingui o mucho remo gratis... Con 60 y pico no se las ganas de remar que se pueden tener, yo tengo 50 y ya no me va bien ni para hacer la broma... El minimo de cada uno estara en un sitio, y cada uno sabe de que puede o quiere privarse, pero navegar y vivir en un barco, sin poder tomarte unas birras en algun chiringuito, visitar algunas cosas interesantes, o comer medianamente normal, no tiene para mi ningun atractivo, gestionar los recursos que se tengan es igual de emocionante y educativo que planear una travesia.


Todavia recuerdo, estupefacto, cuando ley en uno de los libros de Guillermo ( tintin) su listado de presupuestos para distintos planes de navegacion, segun su experiencia, decia que mientras habia tripulaciones que vivian con 300 euros dos personas, otros se gastaban ese dinero solo en datos para tener una pesima conexion de internet, otros con 5000 euros lo pasaban peor que los de 300 euros, por que sus exigencias minimas vitales eran altas o muy altas. 

Yo creo que alguien que vive con 2000 euros en tierra puede vivir con 1200 en el mar o incluso algo menos, pero no con 300 o 500, por que es cierto que las ganas y la ilusion bastaran al principio, pero esas ganas e ilusion van pasando  con los años y la realidad se impondra. Los que realmente soportan solo con ganas e ilusion vivir en la incomodidad de un peqeuño barco, sin salir, precariamente en modo ermitaño, esos son pura sangre y yo no conozco ninguno, he leido sobre ellos, se que existen por los libros pero no he visto en persona ninguno. TODOS, los navegantes necesitamos dinero y que se cuide el que viaje sin el y lo apueste todo a la suerte, la ilusion o las ganas, ese estara en tierra pronto. ( obviando los pura sangre )
Responder
Ha recibido el agradecimiento de: Meltemi
#9
Estoy talmente de acuerdo con "Marcos Motesier". Y lo digo desde mis 74 años, que me llevan a ser en casi todas las reuniones de tardo-navegantes de los mas viejos en pasar largas temporadas viviendo en el barco.
Hoy raramente manejo los remos por muy palista del Sella que haya sido.
Cada vez son mas las pequeñas reparaciones de mantenimiento que encargo a terceros.
Cada vez son mas las horas navegando a motor por la pereza de no izar las velas.
Cada vez son mas los atraques en puerto en cuanto la meteo avisa de un poco de movimiento.
Pero hay un factor no menos despreciable en cuanto a lo que a mi, personalmente, me cuesta vivir a bordo y es la forma en que he llegado a ello.
Años de trabajo y de mantener un nivel de relaciones públicas, de vivir en una sociedad consumista, donde la única gratificación es tener cosas, cada vez mejores cosas. Probar cosas, cada vez mejores cosas. No es posible largar todo eso por la borda sin sentir una terrible frustración.
Cada año hago una lista muy detallada de todo lo que gastamos durante el medio año que navegamos y lo que cuesta el mantenimiento de nuestra embarcación y la cantidad resultante va incrementándose.
Y somos conscientes de que en esta competición contra la parca en que se transforma la vida en la tercera edad, si heredamos la longevidad de nuestros ancestros, perderemos la carrera.
Y hacemos equilibrios malabares para prolongar el punto final. Intentamos en diez ocasiones compartir los gastos con terceros y lo único que sacamos muchas veces fueron experiencias desagradables, donde se nos devolvía con humillaciones (no sirvas a quien sirvió) de personajes con los que nos volcábamos. Y además creando confrontación al creérsenos competencia con personas con la que de forma natural compartíamos muchas cosas.
Pero es que por mucho que intentemos reducir gastos, no somos capaces de renunciar a compartir una mesa con los amigos, a comer esa langosta que te ofrece el pescador o visitar ese restaurante que te han recomendado, a alquilar un coche para ver mejor una isla.
Se puede renunciar a muchas cosas, pero no a tantas como se supone sin perder tu propia identidad.
Y quiero recalcar que solo son mis apreciaciones personales y que estoy seguro de que si hubiera nacido en Kenia, en un poblado, mis aspiraciones serian otras. Pero no por ello me siento mal ni malo. simplemente me limito a vivir la vida que me ha tocado vivir sin hacer daño a nada ni nadie de lo que me rodea. y con mi aportación a este hilo solo quiero mostrar otra imagen del cubo de Rubic.
-------------[Imagen: patron.gif]-------------

AÑO 2019, DE MAYO A SEPTIEMBRE. 
SARONICO-ESPORADAS-GRECIA NORTE-DODECANASO-CICLADAS-SARÓNICO
Responder
Ha recibido el agradecimiento de: iperkeno , Marcos Montesier , Nauterapeuta
#10
Yo creo que pocos estaríamos dispuestos a navegar por el mundo como lo hace esa pareja, pero verles a ellos hacerlo y la alegría que muestran... es de agradecer, porque recuerdan que las cosas pueden ser más sencillas de lo que parece, si así lo queremos o lo necesitamos.
Brindis
Ítaca es el viaje
Responder
Ha recibido el agradecimiento de:
#11
(06-01-2019, 06:19 AM)Captain Teach escribió: Estoy talmente de acuerdo con "Marcos Motesier". Y lo digo desde mis 74 años, que me llevan a ser en casi todas las reuniones de tardo-navegantes de los mas viejos en pasar largas temporadas viviendo en el barco.
Hoy raramente manejo los remos por muy palista del Sella que haya sido.
Cada vez son mas las pequeñas reparaciones de mantenimiento que encargo a terceros.
Cada vez son mas las horas navegando a motor por la pereza de no izar las velas.
Cada vez son mas los atraques en puerto en cuanto la meteo avisa de un poco de movimiento.
Pero hay un factor no menos despreciable en cuanto a lo que a mi, personalmente, me cuesta vivir a bordo y es la forma en que he llegado a ello.
Años de trabajo y de mantener un nivel de relaciones públicas, de vivir en una sociedad consumista, donde la única gratificación es tener cosas, cada vez mejores cosas. Probar cosas, cada vez mejores cosas. No es posible largar todo eso por la borda sin sentir una terrible frustración.
Cada año hago una lista muy detallada de todo lo que gastamos durante el medio año que navegamos y lo que cuesta el mantenimiento de nuestra embarcación y la cantidad resultante va incrementándose.
Y somos conscientes de que en esta competición contra la parca en que se transforma la vida en la tercera edad, si heredamos la longevidad de nuestros ancestros, perderemos la carrera.
Y hacemos equilibrios malabares para prolongar el punto final. Intentamos en diez ocasiones compartir los gastos con terceros y lo único que sacamos muchas veces fueron experiencias desagradables, donde se nos devolvía con humillaciones (no sirvas a quien sirvió) de personajes con los que nos volcábamos. Y además creando confrontación al creérsenos competencia con personas con la que de forma natural compartíamos muchas cosas.
Pero es que por mucho que intentemos reducir gastos, no somos capaces de renunciar a compartir una mesa con los amigos, a comer esa langosta que te ofrece el pescador o visitar ese restaurante que te han recomendado, a alquilar un coche para ver mejor una isla.
Se puede renunciar a muchas cosas, pero no a tantas como se supone sin perder tu propia identidad.
Y quiero recalcar que solo son mis apreciaciones personales y que estoy seguro de que si hubiera nacido en Kenia, en un poblado, mis aspiraciones serian otras. Pero no por ello me siento mal ni malo. simplemente me limito a vivir la vida que me ha tocado vivir sin hacer daño a nada ni nadie de lo que me rodea. y con mi aportación a este hilo solo quiero mostrar otra imagen del cubo de Rubic.

Capitán.

Se me antoja que esos malabares que citas, son parecidos a los que tienen que hacer muchas parejas que llevan vidas más convencionales.  La diferencia es que vosotros sois un referente para muchas otras parejas más jóvenes que vosotros que aspiran algún día a emular la vida que lleváis.

 otras parejas, más que referentes, procuran no estorbar ni llamar la atención. 

Dicen que jubilarse viene del mismo régimen etimológico de jubileo, pero que esa plenitud no viene tanto de no tener que ganarse el pan con el sudor de la frente, sino de tirar la toalla, de poder decir:

-he hecho lo humanamente posible ( aré  lo que pude - dice el jefe) - ahora que arreen otros.

Sorprende que esa rendición cause esa  plenitud, pero la realidad es que más que el esfuerzo, pesa la responsabilidad y librarse de ella porque nos centramos - en el afán de cada día - supone un gran alivio para muchos.

Quizás en vuestro caso - perdona por el atrevimiento - no se acaba de apagar esa responsabilidad porque aunque las cosas os cuestan más esfuerzo, no dejáis de hacer cosas que no están al alcance de la mayoría de las personas. Eso os obliga a tomar decisiones, a optar por una cosa u otra - aunque eso sea entrar a puerto de arribada o seguir aguantando fuera.

Eso contrasta con las que tienen que tomar el resto de jubilados. : decidir al salir al portal si ese día se arrancan a la derecha o a la izquierda. 

Hace años me comentaba un abuelo  que después de una vida de trabajo en la que siempre sabía a donde tenía que ir porque la vida laboral o familiar le marcaba los destinos, lo que más le dejaba desconcertado era pararse en la puerta y tener que pensar su destino. 

La vida está llena de paradojas y me pregunto si la mejor forma de esquivar la parca - el descanso eterno- es seguir ejerciendo esas responsabilidades, aunque sean tan pequeñas pero tan Grandes como tomar decisiones cada día para resolver situaciones novedosas e impredecibles, para adaptarnos a las sorpresas que nos depara cada recodo del camino, del advenir , a lo que está por venir y siempre es una aventura - aunque sea tan pequeña que ni siquiera merezca ser reflejada en vuestro blog.

Me gusta pararme a observar las manadas de herbívoros   que viven en Libertad. Son presas, animales de huida y por eso han desarrollado una capacidad enorme para leer el lenguaje corporal tanto de los depredadores como de sus congéneres.

Me pregunto muchas veces si le vale la Pena al macho alfa pasarse la vida estresado, peleando para defender su liderazgo. Los que no alcanzan ese grado, asumen un papel anodino y apenas se estresan más allá de apartarse del camino del líder cuando este baja las orejas para mostrarse desafiante.

Obviamente el alfa es el que transmite sus genes, pero eso no deja de ser una pulsión de la que no es consciente, porque parece que ni siquiera reconoce a sus hijos. Otros dirán que disfrutan del placer de cubrir a las hembras jóvenes, pero también parece poca compensación para tanto trajín pues hay largas temporadas en las que las hembras no están en celo y durante ese tiempo, en menor grado, pero no puede relajar la tensión de defender su liderazgo. El que renuncia obtiene la paz, pero el alfa no consige el sosiego porque vive más intensamente que el otro..

Esa intensidad, es cansina, pero es la mejor muestra de que seguimos vivos.
El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas.                           Bertrand A. W. Russell


Responder
Ha recibido el agradecimiento de:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)